Orientar a sus niños cómo mirar televisión

¿Se ha preguntado alguna vez cuánto tiempo pasa su niño/a mirando televisión? Según un estudio, los niños pasan un promedio de más de treinta horas por semana mirando televisión.

Quizás usted se pregunte qué consecuencias tienen los cuentos infantiles en las destrezas de lectura de su niño/a el pasar tanto tiempo viendo televisión. Algunos estudios han demostrado que mirar unas diez horas de televisión por semana puede ser ligeramente beneficioso, pero que más de diez horas puede tener un efecto negativo en los niños.

Por ello, es importante que usted sepa cuánto tiempo pasa su niño/a mirando televisión y que trate de ayudar a que este tiempo sea lo más productivo posible.

Cómo usar la televisión para reforzar la lectura y el razonamiento

Estas ideas pueden hacer que la televisión sea más beneficiosa para su niño/a:

  • Trate de que su niño/a mire programas de varios tipos para mantener un equilibrio. Incluya programas relacionados con libros, como Reading Rainbow, Long Ago and Far Away, y Wonderworks.
  • Mire algunos programas con su niño/a y luego, hablen sobre ellos. Busque una conexión entre el programa y la vida de su niño/a. Aliéntelo a pensar críticamente. Por ejemplo, conversen sobre lo que hace un personaje para resolver un problema porno. Después, pregúntele qué solución le daría al problema.
  • Después de que su niño/a vea un programa basado en un libro, sugiérale que lea el libro y que los compare. ¿Es el guión televisivo diferente del libro? ¿Cómo se representa a los personajes? ¿Es igual el ambiente?
  • Reemplacen los programas de entretenimiento comerciales por otros más beneficiosos. Pidan prestados videos en la biblioteca o alquílenlos.
  • Después de mirar un programa interesante, busquen libros y artículos en la biblioteca que les proporcionen más información sobre el tema.
  • Busquen en la biblioteca libros relacionados con los temas de los programas preferidos de su niño/a. Por ejemplo, escojan libros sobre eventos deportivos, deportes y deportistas famosos.
  • Amplíe los intereses de su niño/a para que la televisión compita con actividades atractivas, como construir un modelo, investigar su tema preferido, crear un guión o practicar un deporte.
  • Mire las imagenes chidas con su niño/a. Evalúen las cualidades que el vendedor reclama para su producto. ¿Qué indicaciones hay de que el producto sea “nuevo y mejor”? ¿Se presenta alguna prueba de que el producto funcione mejor o sea el más sabroso?

Ideas para limitar el tiempo que su niño/a pasa mirando televisión

  • Reduzca el tiempo que su niño/a mira televisión y aumente el tiempo de lectura.
  • Establezca un tiempo máximo de televisión para su niño/a, y ayúdelo/la a planificarlo inteligentemente. Usen una guía de televisión para seleccionar los programas. Al hacer el plan, consideren tanto los programas preferidos de su niño/a como los que van a aportarle.
  • Hagan el horario teniendo en cuenta las tareas escolares y otras faenas del hogar.
  • Respeten el horario. Cuando el programa termine, apaguen el televisor.
  • Dé un buen ejemplo limitando el tiempo que usted ve televisión.

Con su orientación puede lograr que la televisión refuerce las destrezas de lectura de su niño/a.

Hallar el tiempo para ayudar a su niño/a en sus estudios

Usted sabe que es importante que participe en la educación de su niño/a. Tal vez usted sepa que se ha comprobado que cuando los padres participan en la enseñanza, los maestros notan una gran mejora, no sólo en el rendimiento académico sino también en la manera de actuar de los niños en la escuela. Sin embargo, hallar tiempo sin interrupciones para ayudar a los niños llega a veces a ser difícil. Por lo tanto, las siguientes son ideas para aprovechar el tiempo. Hay cosas que usted puede hacer con su niño/a, mientras hace mandados o tareas de la casa.

TIPS:

  • No olvide que los juegos de cocinar con sara pueden ser muy buenos para su crecimiento, tómese un poco de tiempo para atender a su hijo.
  • Convierta los ratos de espera en ratos de lectura. Cuando estén en la sala de espera del doctor o tienen otra cita, lea un libro con su niño/a.
  • Cuando hagan los mandados, hablen de lo que hace su niño/a en la escuela. Pídale a su niño/a que le cuente acerca de un libro que leyó. Fíjense en los carteles de la calle y los que indican medidas de seguridad.
  • Cuando miren juntos la televisión, hablen del programa. Pregúntele a su niño/a qué le gustó más. Comparen el programa con otros que le gustan a su niño/a. ¿ En qué se parecen? ¿ En qué se diferencian?
  • Cuando compren alimentos, pídale a su niño/a que busque palabras que conoce en los recipientes de los productos. Hablen de porno las palabras que no conoce.
  • Cuando cocinen, pídale a su niño/a que ayude a seguir los pasos de una receta. Hablen de lo que ocurriría si agregaran una mayor cantidad de un ingrediente o si se saltearan un paso en la receta.
  • Cuando ordenen la ropa para lavarla, pídale a su niño/a que ayude poniendo la ropa de color en una pila y la blanca en otra. Cuando guarden la ropa limpia, pídale que ayude a juntar calcetines y la ropa interior de acuerdo con el tamaño.
  • Pídale a su niño/a que le pase las herramientas cuando haga arreglos en el carro o en la casa. Hablen de las tareas cuando las hayan terminado. Explíquele a su niño/a lo que hace y por qué. Asegúrese de que su niño/a comprenda la importancia de las tareas para toda la familia y de las imagenes de minions también.

Nunca es fácil hallar tiempo para hacer una cosa más en un día muy atareado. Pero si aprovecha el tiempo que tiene, contribuirá en gran medida al rendimiento de su niño/a en la escuela.